El Municipio de Río Blanco, Nicaragua

Río Blanco es un Municipio del Departamento de Matagalpa en la República de Nicaragua. La Cabecera Municipal es la Ciudad de Río Blanco, situada al pie del Cerro Musún (una montaña de origen volcánico compuesta por varios colinas pertenecientes a la Cordillera Dariense).

Su clima es cálido en verano y muy fresco en invierno, una de sus más importantes características es la abundancia de agua potable proveniente del imponente Cerro Musún, hoy día declarado "Reserva Natural", por sus abundante riquezas en flora, fauna y agua.

En esta ciudad vive gente de origen campesino en su mayoría, aunque la población se recompone a diario por medio de la inmigración de personas de otras ciudades y localidades.

Vale la pena visitar Río Blanco y disfrutar de su gastronomía, la cual es muy rica en carnes rojas y vegetales, así como las bebidas tradicionales como el pinol y la orchata.

Los días viernes son días de negocio del queso industrial de exportación, manufacturado en varios municipios tales como Paiwas, Mulukukú, La Cruz de Río Grande y el mismo Río Blanco; una amplia zona de producción ganadera y agrícola muy importante para todo el país. Los días viernes, sábados y domingos, son de pachanga y toda clase de eventos sociales y religiosos. La ciudad se enciende en bullicio y algarabía impresionante que atrae a gente de todos los lugares aledaños. Los lunes (que ni las gallinas ponen), es día de soportar la cruda para algunos y para otros el inicio de una semana de faenas que vienen a culminar nuevamente el fin de semana. La ciudad se despierta temprano y pone en marcha a una estresante variedad de motores y herramientas de trabajo que se confunde con el ruido de las cacerolas en las comiderías, el grito del vendedor ambulante, de la verdulera, del vende hamacas o cuchillos o relojes, por aquí y por allá. La gente tropieza con sus paisanos y los amigos se estrechan las manos, son días de trabajo y hay que aprovecharlos. Los banqueros en su motos recorren todos los lugares y visitan a sus deudores, los gerentes con sus arrogantes trajes se sientan en sus despachos a mirarle la cara al pobre que llega a mendigar un préstamo.

Y los políticos (ni hablar de ellos) se sientan en sus terrazas a observar la muchedumbre para asestar su próximo golpe. Otros se distraen leyendo las noticias de los diarios, donde las calamidades del país se tiñen de sangre y la policía corrupta omite el crimen y apresa a los rateros y vulnerables.

Luego en una esquina un mendigo pide un peso o un bocado de pan, pasa la dama vestida de fresa, y le restriega en la cara su arrogancia. Luego un corazón bondadoso extiende su mano y le da un par de monedas, aquel agradece con sincerida y espera entre cientos a otro de corazón bendito que ayude a su causa.

A la distancia un montado a caballo, lleva alforjas en su albarda y un morral lleno de frutas producto de su finca, amarra el caballo a la entrada de la ciudad y en hombros la alforja y el morral, va por las casa ofreciendo su mercadería.

Ahh, luego el magnate en su camioneta, baña de polvo o agua al pobre que abriendo la boca aprecia su lujo. Y yo en una esquina con mi imaginación intensa grabo el ir y venir del diario vivir en Río Blanco.

Entradas populares de este blog

Sitios creados por mi

El Blog de la Escuela Normal 8 de Octubre